Guilda Scout Amoros

S c o u t · u n · d í a , s c o u t · p a r a · s i e m p r e


Celebramos nuestro 10º aniversario en Navacerrada

El fin de semana del 10 y 11 de junio la Guilda Amorós celebró el final de la ronda de este curso con una salida, a la localidad madrileña de Navacerrada, en el Albergue los Almorchones. En un año muy especial ya que  celebramos el 10º aniversario de nuestra guilda, en esta ocasión nos volvimos a encontrar con antiguos miembros, estando en nuestro pensamiento todos los que no pudieron venir.

En esta ocasión contamos también con una nutrida participación de miembros de ASGAM y de la Guilda Generación 77 a los que agradecemos que compartieran con nosotros esta última actividad del curso.

A nuestra llegada a la localidad, como es costumbre, empezamos nuestra salida con un ligero desayuno de hermandad donde repusimos fuerzas para realizar nuestras duras actividades con humor y muchas  ganas de participar y pasarlo bien.

Las actividades propias del fin de ronda comenzaron con una emotiva ceremonia de bienvenida y apertura cargada de simbolismo scout, empezando con el izado de bandera y entonando la canción del amigo tú vendrás. Luego continuamos con los juegos; fueron unos juegos divertidos y amenos, como primer juego formamos una tela de araña que simboliza que todos estamos unidos y lo que afecta a todos, lo que uno haga, seguido de un concurso, que nos prepararon los rutas, Raquel entre otros, donde aprendimos a trabajar en equipo y en el que fue imprescindible cooperación, cierta habilidad, muchas ganas de pasarlo bien, buen humor e incluso ciertas dotes artísticas.

Concluidos los juegos, tomamos un pequeño aperitivo con una amena conversación de fondo para ir abriendo boca y dar paso a la comida, donde compartimos las deliciosas especialidades culinarias que traíamos de casa, incluidos los suculentos postres acompañados de un reconfortante café y unos helados sorpresa.

Por la tarde se procedió a la evaluación de la ronda en la que como siempre se evaluó todo lo evaluable, fuimos bastante críticos con nosotros mismos e hicimos seguimiento de nuestros proyectos scout.

Después de tanto esfuerzo mental y para distendir el ambiente disfrutamos de unos juegos de habilidad (es un decir) con balones.

Por la noche nuestros expertos, maestros parrilleros argentinos, nos prepararon una deliciosa y sofisticada degustación de ricas viandas típicas de la gastronomía de su país que, algunos voluntariosos pinches, complementaron con unas sanas ensaladas (para compensar).

Tras la cena llego el momento más importante del día, la velada de armas de nuestro compañero Gustavo, que tuvo lugar en un entorno ideal rodeados de naturaleza con la montaña como fondo, una espléndida luna y las estrellas como techo y como maestro de ceremonias un bisoño Ángel, que se estrenaba en el papel, todos nosotros compartimos un intenso, emotivo e íntimo momento scout con Gustavo. Quién sabe si de aquí  otra guilda podrá germinar en otros lugares lejanos.

Llegado el momento de acostarse algunos valientes trasnochadores alargaron la velada con una agradable tertulia con la que dimos por concluido el sábado.

El domingo amaneció esplendoroso y cantarín, y no precisamente por los trinos de los pájaros, algo debía tener el café del desayuno que nos animó a hacer un karaoke.

Con la llegada de nuestros compañeros de ASGAM y la Guilda  Generación 77 iniciamos nuestra marcha del domingo, que nos llevó a la Fuente de la Campanilla en la Barranca a las faldas de la Machota.

Como una de las actividades principales de las programadas era la ceremonia, en un remanso del rio formando un círculo se procedió a realizar las promesas de nuestros compañeros de la Guilda Amorós y de la Generación del 77.

De vuelta al albergue se procedió a realizar una comida de hermandad con una suculenta paella regada con los caldos de la tierra y  cantando nuestro cumpleaños de 10º aniversario y posterior degustando de nuestra tarta conmemorativa.

Después de comer se terminó la jornada con la canción de despedida y el arriado de la bandera. Tras la posterior preparación de las mochilas, la recogida y limpieza de la casa, con gran pesar y tras desearnos unas felices vacaciones para todos, renovando también los deseos de volvernos a encontrar, abandonamos Navacerrada y regresamos a nuestros hogares dando por concluida esta ronda.

 

Anuncios